El café, la bebida del diablo

“Esta bebida de Satanás es tan deliciosa que sería una pena dejar a los infieles el deleite exclusivo de tomarla. Hay que engañar a satanás bautizándola y santificándola para convertirla en cristiana”.

Con esta anécdota se cambió el rumbo de la historia del café pues desde su llegada a Europa, el café se utilizaba como bebida medicinal e incluso afrodisiaca, utilizada mayoritariamente por la comunidad musulmana por lo que despertó pronto un movimiento dentro de la iglesia cristiana al considerarla una bebida de herejes y anticristiana.

Según las crónicas escritas sobre el papa Clemente VIII, el mismo fue el encargado de valorar la prohibición o no del café a la comunidad cristiana, pero al probarlo considero que una bebida tan buena no podía ser solo para infieles.

Teniendo en cuenta que los métodos de extracción del café seguro habrán variado mucho para ser mejorados pasado el tiempo, entendemos que si fuera probada a fecha de hoy ni los más rígidos cristianos hubieran podido negarse a la exquisitez de un buen café.

Además hoy en día el café a evolucionado con deliciosas recetas, acompañado con leche, nata, chocolate, “toppings”,… que actualmente ya no solo podemos tomar en cafeterías pues las máquinas de automáticas de café Nestlé (vending), ofrecen un mundo de posibilidades para dar no solo el mejor servicio de vending a las empresas si no también la calidad y variedad más exquisita.

En nuestras máquinas de vending podemos tomar a parte de los clásicos y exquisitos cafés Nestlé, cafés a base de vainilla, avellana, dulce de leche, bombón, vienés, praliné,… y así incontables recetas.

El mundo del café no se para, evoluciona constantemente y Vending Pons y Nestlé Professional están innovando constantemente para que nuestros clientes puedan disfrutar de los mejores cafés Nestlé del mercado, la mejor maquinaria de vending y el mejor servicio.