Historia del vending

El vending es mucho más antiguo de lo que nos imaginamos pues la primera máquina expendedora de vending de la que se tiene constancia fue diseñada en el antiguo Egipto y dispensaba agua bendita en los tempos de Tebas y el Alto Egipto. Fue diseñada por Herón de Alejandría, que fue uno de los científicos e inventores más importantes de la antigüedad.

Después tendrían que pasar muchos siglos para que este invento tuviera su desarrollo y explosión en el mercado pues hasta la década de los ochenta del siglo XIX y coincidiendo con Revolución Industrial empezaron a surgir las primeras máquinas de vending modernas.

En 1880 se crea en Londres una máquina expendedora de tarjetas postales y en 1888, una empresa de chicles, Thomas Adams Gum instaló en las calles de Nueva York máquinas de vending de goma de mascar. La firma además fue la primera que tuvo muy en cuenta la ubicación de las máquinas para desarrollar mejor las ventas.

Este fue el incio de una explosión de todo tipo de máquinas de vending. Por ejemplo, la empresa Pulver creo las promociones, dando figuras animadas junto con su goma de mascar en las máquinas expendedoras de vending.

Importante también es destacar que un restaurante de Philadelphia, en 1902, abrió un establecimiento funcionando exclusivamente a través de máquinas de vending. Fue un gran éxito y estuvo abierto hasta 1962.

Destacamos también dos fechas de los años veinte: 1920 y 1926. En 1920 se creó y puso en funcionamiento primera máquina de vending expendedora de bebidas, que servía en vasos desechables las bebidas gaseosas y en 1926 se empiezan a vender cigarrillos en máquinas.

Pero como empresa de vending y teniendo en cuenta la dificultad de la elaboración del producto sin duda el año más destacable en la historia del vending fue 1946 pues es cuando surge la primera máquina de café, que se extendió rápidamente por todo el mundo y fue desde el inicio y hasta la actualidad la máquina más destacada y que más ventas ofrece. Aquí queremos también destacar el inicio del vending para Nestlé Profesional pues la marca empezó a fabricar productos exclusivos también por estas fechas, especializando y adaptando sus productos para satisfacer el mercado de las máquinas expendedoras de café y creando su sello de calidad que hasta la actualidad le ha diferenciado de la competencia.  Poco después llegaron las máquinas expendedoras de sándwiches (1950).

En la actualidad uno puede comprar casi cualquier cosa en una máquina de vending: libros, ropa interior, medicamentos, todo tipo de comida, objetos de lujo… el mercado es muy variado. Además, la tecnología ha permitido que los productos que se venden en las máquinas expendedoras tengan unas condiciones perfectas de calidad, conservación e higiene.

El sector del vending no solo se ha adaptado a la demanda del consumidor, también ha aprovechado la tecnología para innovar en nuevas formas de pago, promociones y otros. A pasado del pago con monedas a posibilidad de pago con billete, tarjeta de empresa, tarjeta bancaria e incluso pago a través del teléfono móvil.

La tecnología seguirá avanzando y la compra automática con ella pues es un sistema en auge por su inmediatez y rapidez, así que lo mejor seguro que está por llegar.